Sentencia de Tutela nº 560 de Corte Constitucional, 27 de Julio de 2007 - Jurisprudencia - VLEX 43532878

Sentencia de Tutela nº 560 de Corte Constitucional, 27 de Julio de 2007

Este documento está disponible con registro gratuito

REGÍSTRATE GRATIS
Ponente:Rodrigo Escobar Gil
Actor:Lucelly Calle en Representancion de su Hija
Demandado:Saludcoop
Fecha de Resolución:27 de Julio de 2007
Decision:Negada
Expediente:1258352
Emisor:Corte Constitucional
RESUMEN

Derecho a la vida, la salud y al libre desarrollo de la personalidad de menor beneficaria del regimen contributivo que padece retardo mental moderado y profundo y ante la posibilidad de que la menro tome decisiones de manera autonoma y de ser reponsables de sus actos en especial el referente al ejercicio de su capacidad reproductiva, el medico tratante recomendo la practica de una cirugia de... (ver resumen completo)

ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Sentencia T-560A/07

CONSENTIMIENTO INFORMADO DEL PACIENTE-Alcance

CONSENTIMIENTO INFORMADO DEL PACIENTE-Menores de edad

En el caso de los menores de edad, la regla general apunta a establecer que dada la incapacidad que frente a dichos sujetos dispone el legislador, ellos se consideran inhábiles para prestar su consentimiento informado en la práctica de cualquier procedimiento o tratamiento médico.

CONSENTIMIENTO SUSTITUTO EN EL CASO DE MENORES DE EDAD-Elección de tratamiento médico más adecuado

Surge el denominado consentimiento sustituto como presupuesto fundamental para garantizar la efectiva protección de los derechos a la vida, a la salud y a la integridad física de quienes no están en capacidad de decidir de manera autónoma sobre su propio cuerpo, como ocurre, como ya se dijo, con los hijos menores de edad frente a sus padres. Dicho consentimiento debe estar precedido de una amplia y pormenorizada información que los médicos están obligados a suministrar, a efectos de garantizar que la decisión que se adopte esté sustentada en un detallado y claro conocimiento del tipo de tratamiento o procedimiento médico que se va a realizar, las posibles complicaciones que se puedan presentar y la complejidad del mismo. Con el cumplimiento de estos requisitos, se considera que la determinación que frente al estado de salud se adopta por los padres no vulnera la autonomía del menor, por cuanto se supone que en el futuro, al llegar a la edad adulta, el hijo reconocerá la bondad de la intervención paternal. Esta figura se identifica en la doctrina con el nombre de consentimiento orientado hacia el futuro.

CONSENTIMIENTO SUSTITUTO EN TRATAMIENTO MEDICO DEL NIÑO O INCAPAZ-Factores a tener en cuenta para evaluación de validez

PROCEDIMIENTOS DE ESTERILIZACION FRENTE A MENORES DE EDAD CON RETARDO MENTAL-Línea jurisprudencial

De lo expuesto se concluye que el análisis sistemático de ambos precedentes permite deducir una misma línea jurisprudencial, en tratándose de procedimientos de esterilización frente a menores de edad con problemas de retardo mental, en la que como punto de partida se exige la previa autorización o licencia judicial para poder adelantar dicho procedimiento, a menos que surja una situación de urgencia o imperiosa necesidad que habilite su aquiescencia con el consentimiento sustituto de los padres. En el trámite del citado proceso judicial, le corresponde al juez ordinario adoptar las medidas que resulten necesarias para determinar si el menor de edad con problemas de retardo mental tiene o puede llegar a tener el grado de autonomía suficiente para decidir acerca de la procedencia o no del mencionado procedimiento quirúrgico.

PROCEDIMIENTOS DE ESTERILIZACION FRENTE A MENORES DE EDAD CON RETARDO MENTAL-Alcance respecto a que la menor pueda entender o no las consecuencias del tratamiento recomendado

PROCEDIMIENTOS DE ESTERILIZACION FRENTE A MENORES DE EDAD CON RETARDO MENTAL-Solicitud de autorización judicial debe mediar conjuntamente por ambos padres

ACCION DE TUTELA TRANSITORIA-Inexistencia de perjuicio irremediable

ACCION DE TUTELA PARA LOGRAR ESTERILIZACION DE MENOR DE EDAD CON RETARDO MENTAL-Improcedencia por no cumplirse los requisitos exigidos

La acción no está llamada a prosperar, por una parte, porque en los casos de esterilización de menores que sufren retardo mental es indispensable obtener de manera previa la autorización o licencia judicial, como medio idóneo de defensa previsto en el ordenamiento jurídico; y por la otra, porque dicha solicitud debe promoverse, en términos de legitimación por activa, por ambos padres de la menor.

Referencia: expediente T-1258352

Peticionario: Lucelly Calle.

Demandado: Saludcoop E.P.S.

-Seccional Pereira-

Magistrado Ponente:

Dr. RODRIGO ESCOBAR GIL

Bogotá D.C., veintisiete (27) de julio de dos mil siete (2007).

La Sala Cuarta de Revisión de la Corte Constitucional, integrada por los Magistrados Rodrigo Escobar Gil, Marco Gerardo Monroy Cabra y Nilson Pinilla Pinilla, en ejercicio de sus competencias constitucionales y legales, ha pronunciado la siguiente:

SENTENCIA

En el proceso de revisión del fallo de tutela proferido por el Juzgado Segundo Civil Municipal de Pereira -Risaralda-, correspondiente al trámite de la acción de amparo constitucional impetrada por la ciudadana Lucelly Calle en representación de su hija Kiara Stefanie Hernández Calle contra Saludcoop E.P.S. -Seccional Pereira-.

I. ANTECEDENTES

1.1. Demanda, fundamentos y pretensiones

La señora Lucelly Calle, actuando como representante legal de su hija Kiara Stefanie Hernández Calle, interpuso acción de tutela por estimar vulnerados los derechos fundamentales de la citada menor a la vida, a la salud y al libre desarrollo de la personalidad.

1.1.1. Al respecto, se resaltan los siguientes hechos:

  1. La niña Kiara Stefanie Hernández Calle tiene en la actualidad 14 años de edad y es beneficiaria del sistema de salud en el régimen contributivo. Dicha afiliación se origina en la cotización que en calidad de asalariada realiza la señora Lucelly Calle, madre de la menor, a la empresa Saludcoop E.P.S.

  2. De acuerdo con el dictamen expedido el 23 de octubre de 2004 por la dependencia de neuropediatría de la citada EPS, la niña padece de una enfermedad conocida como encefalopatía metabólica de tipo congénito, la cual le ha generado un cuadro de retardo mental moderado y profundo Folio 7 del cuaderno No. 1..

  3. Conforme aparece en copia de la historia clínica de la menor, Kiara Stefani igualmente ha sufrido de síndrome convulsivo y síndrome de hiperactividad. En relación con el primero le fue diagnosticado por la mencionada institución el uso del medicamento denominado fenobarbital 50 mg de consumo diario; y en cuanto al segundo, se le ordenó el suministro de ritalina 10 mg de manera diaria Folios 5 y 6 del cuaderno No. 1..

  4. Para el 24 de septiembre de 2005, dada la imposibilidad de Kiara Stefanie de tomar decisiones de manera autónoma y de ser responsable de sus actos, especialmente, en lo referente al ejercicio de su capacidad reproductiva, el neuropediatra tratante que valoró a la menor, esto es, el doctor Oscar Rosero Ocaña, recomendó la práctica de una cirugía de ligadura de trompas para evitar los riesgos derivados de un embarazo no deseado.

  5. Con el consentimiento previo, expreso y por escrito de la señora Lucelly Calle, en su condición de madre de la menor, se aprobó la citada práctica por parte de Saludcoop E.P.S Folio 1 del cuaderno No. 1.. Sin embargo, conforme lo señala la demandante, la doctora Yolanda Uribe, médica a la cual se remitió la historia clínica, se negó a realizar el procedimiento hasta tanto el mismo fuese autorizado mediante orden de un juzgado.

  6. Sostiene la demandante que adelantó gestiones ante el Bienestar Familiar, la Procuraduría de Familia, la Defensoría del Pueblo y la Personería Municipal, entidades que de manera unánime le manifestaron que no existe disposición legal que exija autorización judicial para la práctica de este tipo de cirugías. En criterio de las mencionadas autoridades, basta el consentimiento de los padres en calidad de representantes legales de los hijos menores de edad, para habilitar cualquier tratamiento, intervención o cirugía por parte de los galenos que laboran en las instituciones de salud En el expediente aparece el siguiente concepto de la Procuraduría de Familia: ''Se realizan demandas de interdicción judicial, cuando la persona es mayor de edad, para que los parientes asuman su representación legal y administren sus bienes. Cuando la persona es menor de edad, la representante legal y quien toma decisiones es la madre. En este caso, es un médico quien ordena una cirugía, de acuerdo con lo que él considere es mejor para el paciente y es la madre quien debe autorizarla. La Procuraduría de Familia realiza demandas de interdicción, pero no autoriza la realización de cirugías''. (Folio 11 del cuaderno No. 1). .

  7. Con fundamento en lo anterior, se concluye que no existe motivo alguno para impedir el procedimiento médico ordenado por el profesional tratante, pues el mismo ya fue consentido por la representante legal de la menor.

1.1.2. Como argumento dirigido a demostrar la vulneración de los derechos fundamentales invocados, la accionante se limita a señalar lo siguiente: ''Qué pasa [cuando] la institución demandada autoriza la cirugía, pero el médico adscrito a la misma entidad se niega a [realizarla], o sea, (...) es una mamadera de gallo, como se dice vulgarmente, por tal razón, como se está actuando a través de vías de hecho, sin justificación alguna, debo acudir a la acción de tutela, con el fin de que se disponga la orden de realizar la cirugía por intermedio de la entidad demandada, contactando un médico serio, responsable y que no entorpezca la práctica de [la misma]''.

1.1.3. Como pretensiones de la demanda, la demandante le pide al juez de tutela conceder el amparo definitivo de los derechos fundamentales a la vida, a la salud y al libre desarrollo de la personalidad de la menor Kiara Stefanie Hernández Calle; y en consecuencia, le solicita que se ordene la realización de la operación de ligadura de trompas a su hija.

1.2. Oposición a la demanda de tutela

En el término previsto en el auto admisorio para ejercer el derecho de réplica no se presentó escrito por parte de la empresa demandada, a pesar de haber sido notificada personalmente de la demanda.

II. TRÁMITE PROCESAL

2.1. Primera instancia

El Juzgado Segundo Civil Municipal de Pereira -Risaralda-, mediante sentencia proferida el dieciséis (16) de noviembre de 2005, concedió la tutela interpuesta con fundamento en las siguientes consideraciones:

- En su criterio, el concepto de interés superior del niño consiste en otorgarle a los menores de edad una categorización jurídica específica fundada en sus intereses prevalentes,...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS