Sentencia de Tutela nº 825/03 de Corte Constitucional, 18 de Septiembre de 2003

Este documento está disponible con registro gratuito

REGÍSTRATE GRATIS
RESUMEN

Derecho al trabajo y unidad familiar de arquitecto y salud de hijo menor de edad con problemas cardiacos. Solicitud revocatoria traslado a otra ciudad. Asistencia a servicios medicos, de recuperacion y aprendizaje. Planta de personal global y flexible. Ius variandi. Concedida.

EXTRACTO GRATUITO

16

Sentencia T-825/03

IUS VARIANDI-Flexibilidad en plantas de personal global y flexible/IUS VARIANDI-Límites

Cualquier empleador tiene la atribución de modificar las condiciones de sus trabajadores en las vertientes de tiempo, modo, cantidad y lugar, lo cual constituye un ejercicio de su poder subordinante como expresión del ius variandi. Para la esfera de lo público pueden existir plantas de carácter global y flexible que facilitan movimiento de personal con miras a garantizar el cumplimiento de los fines del Estado.

IUS VARIANDI-Procedencia excepcional de la tutela

La propia Corte ha reconocido que de manera excepcional y bajo ciertas condiciones el juez constitucional puede intervenir por esta vía para garantizar el respeto de los derechos fundamentales cuando se amenace de manera grave la situación del trabajador o de su núcleo familiar. La procedencia de la tutela para impugnar una orden de traslado depende de la existencia de elementos que demuestren que el cambio de sede compromete en forma grave los derechos del trabajador o de su núcleo familiar. En este sentido, no toda implicación de orden familiar y económico del trabajador causada por el traslado tiene relevancia constitucional para determinar la procedencia del amparo, pues de lo contrario ''en la práctica se haría imposible la reubicación de los funcionarios de acuerdo con las necesidades y objetivos de la entidad empleadora''.

IUS VARIANDI-Análisis sistemático de las circunstancias familiares que hacen viable la protección por tutela

Si bien es cierto que cada uno de los aspectos descritos podría no ser motivo suficiente para conceder la tutela si se adelantara un análisis independiente de cada uno de ellos, también lo es que la valoración de los mismos en su conjunto, es decir en forma sistemática, lleva a una conclusión distinta por cuanto las consecuencias del traslado se dimensionan de manera dramática. En este orden de ideas, para la Corte queda acreditado que el traslado laboral del peticionario de la ciudad de Bogotá a la ciudad de Barranquilla implica una grave ruptura de su unidad familiar, que atenta contra su trabajo en condiciones dignas y justas y amenaza también la salud de su pequeño hijo, por lo cual el amparo mediante tutela resulta procedente a fin de disponer una nueva reubicación laboral del peticionario en la ciudad donde ha venido siendo atendido el menor.

IUS VARIANDI EN FISCALIA GENERAL DE LA NACION

Reiteración de Jurisprudencia

Referencia: expediente T-745897

Acción de tutela instaurada por Héctor Jairo Peláez Ramos contra la Fiscalía General de la Nación.

Magistrada Ponente:

Dra. CLARA INÉS VARGAS HERNÁNDEZ

Bogotá, D.C., dieciocho (18) de septiembre de dos mil tres (2003).

La Sala Novena de Revisión de la Corte Constitucional, integrada por los Magistrados CLARA INÉS VARGAS HERNÁNDEZ, JAIME ARAUJO RENTERÍA y ALFREDO BELTRÁN SIERRA, en ejercicio de sus competencias constitucionales y legales, en particular las previstas en los artículos 86 y 241-9 de la Constitución y en el Decreto 2591 de 1991, profiere la siguiente

SENTENCIA

Dentro de la acción de tutela promovida por el señor Héctor Jairo Peláez Ramos contra la Fiscalía General de la Nación, por considerar vulnerados sus derechos a la unidad familiar, a la igualdad y al trabajo, ante la decisión de la entidad de trasladarlo de la ciudad de Bogotá a la ciudad de Barranquilla, según él desconociendo la difícil situación de salud que atraviesa uno de sus hijos.

I.- ANTECEDENTES

  1. - Hechos.

    Comenta el peticionario, profesional de la arquitectura, que a comienzos de 1995 fue nombrado en la Fiscalía General de la Nación como ''Técnico Judicial I'', tomando posesión del cargo el 30 de enero de ese año. Así mismo, que en 1999 se le ascendió a investigador judicial y durante su permanencia en la Fiscalía se ha desempeñado en diferentes áreas, laborando actualmente en el grupo de Ingenieros-Arquitectos en la ciudad de Bogotá, conformada por 8 arquitectos y 1 ingeniero.

    Señala que mediante Resolución 2-0294 del 5 de febrero de 2003 se dispuso su traslado a la ciudad de Barranquilla sin hacerse un estudio pormenorizado de su hoja de vida, ya que en el área mencionada laboran algunas personas solteras y recientemente vinculadas.

    Explica el demandante que su núcleo familiar está conformado por su esposa, Liliana Gallego, quien estudia enfermería en la Fundación Universitaria del Área Andina de Bogotá, y sus hijos Daniela y Cristian Enrique Peláez Gallego, de 7 y 6 años de edad respectivamente.

    Señala que su hijo menor nació con problemas de salud y actualmente presenta el siguiente diagnóstico: ''bloqueo AV congénito completo, síndrome de QT largo congénito interrogado, insuficiencia mitral y tricúspide, válvula aórtica bivalva, retardo pondo estatural'', por lo que el médico tratante le ordenó un implante de marcapaso, el cual se realizará por vía intravenosa y sin perjuicio de la necesaria realización de otros procedimientos quirúrgicos.

    El peticionario considera que la decisión de traslado afecta gravemente sus derechos al trabajo, a la igualdad y a la unidad familiar, por cuanto su presencia como padre en la ciudad de Bogotá es muy importante no sólo durante la cirugía de su pequeño hijo sino durante todo el tratamiento para la recuperación de su salud. En consecuencia, solicita la revocatoria de la resolución mediante la cual la Fiscalía General de la Nación ordenó su traslado a la ciudad de Barranquilla.

  2. - Posición de la entidad demandada.

    La representante de la Fiscalía General de la Nación, en escrito presentado el 10 de marzo de 2003, se opuso a las pretensiones de la demanda. En su concepto, la tutela resulta improcedente por cuanto existe otro mecanismo de defensa judicial para lograr lo pedido.

    Considera inaceptable desde el punto de vista jurídico que una persona no haga uso de las acciones judiciales ordinarias y pretenda reemplazarlas con el ejercicio de la tutela, como ocurre en esta oportunidad, donde el actor puede ejercer la acción de nulidad y restablecimiento del derecho para controvertir el acto mediante el cual se ordenó su traslado. Adicionalmente, explica que por la misma vía es posible solicitar la suspensión provisional del traslado, lo cual desvirtúa la existencia de un perjuicio irremediable.

    Por otro lado, estima que al demandante no se le ha imposibilitado desarrollar su trabajo en condiciones dignas y justas, en la medida en que la decisión no implica una desmejora en el cargo que venía ocupando, sino simplemente el ejercicio de una potestad del empleador ante las necesidades del servicio en una planta global y flexible, pues de lo contrario la entidad no podría realizar los movimientos de personal que fueren requeridos para el cumplimiento de su función constitucional.

    Concluye que no se han vulnerado los derechos invocados por el peticionario ya que éste continúa laborando y cuenta con las mismas condiciones que en su anterior sede de trabajo, permaneciendo incólumes sus derechos y garantías. De esta manera deja en claro que el acto administrativo de traslado fue expedido con fundamento en la necesidad del servicio de la entidad, de acuerdo con la normatividad vigente y teniendo en cuenta las directrices internas que reglamentan esos asuntos.

    En cuanto a la unidad familiar, advierte que se trata de una relación que va más allá de los lazos físicos de lecho y techo, pues implica vínculos espirituales que irradian amor y afecto, para los cuales no existe lejanía ni imposibilidad en la distancia.

    Finalmente, la representante de la Fiscalía desestima la vulneración del derecho a la salud del hijo del peticionario, pues la EPS ha continuado brindando los servicios médicos y asistenciales requeridos por el menor.

  3. - Pruebas.

    Del material probatorio allegado al expediente la Sala destaca los siguientes documentos:

    - Acta de posesión del señor Héctor Jairo Peláez Ramos como Técnico Judicial del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General de la Nación, Seccional Bogotá, fechada del 30 de enero de 1995 (fl. 14).

    - Registro civil de nacimiento de los menores Daniela Peláez Gallego y Cristian Enrique Peláez Gallego (fls. 17 y 18).

    - Historia clínica del menor Cristian Enrique Peláez Gallego (fls. 20 a 82), y autorización para la realización de la cirugía por él requerida, a cargo de la EPS correspondiente (fl. 84).

    - Certificado de estudio de la cónyuge del peticionario, así como de sus dos hijos (fls. 86 a 88).

    - Resolución No. 2-0294 del 5 de febrero de 2003, por medio de la cual la Secretaria General de la Fiscalía General de la Nación ordenó trasladar al señor Héctor Jairo Peláez Ramos de la Dirección Seccional de Bogotá a la Dirección Seccional de Barranquilla.

    - Durante el trámite de Revisión ante la Corte Constitucional, el demandante allegó un escrito dirigido por el centro educativo de preescolar donde estudia Cristian Enrique Peláez Gallego. La directora de la institución y la orientadora de transición dan cuenta de la disminución en el rendimiento académico del niño durante el último periodo, quien además de sus problemas de salud lamenta continuamente la ausencia de su padre. Al respecto la comunicación dirigida a los padres del menor señala lo siguiente:

    ''(...) Como institución sabemos de las serias dificultades que a nivel de salud ha presentado el niño, las cuales indiscutiblemente han generado tensión en este y en su familia. Somos conscientes también de la inasistencia escolar que la enfermedad y la intervención quirúrgica de Cristian han causado.

    Últimamente también hemos observado la influencia que ha ejercido la ausencia de su padre, quien fue trasladado a Barranquilla, a lo cual aduce frecuentemente y manifiesta ansiosa y reiterativamente Cristian su necesidad de un encuentro...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS