Sentencia de Tutela nº 512/05 de Corte Constitucional, 19 de Mayo de 2005

Este documento está disponible con registro gratuito

REGÍSTRATE GRATIS
RESUMEN

Derecho al debido proceso y de retencion en el tramite de demanda ejecutiva en que el tribunal revoco una sentencia que declaraba prospera la oposición del actor al secuestro del apartamento que retiene por la devolución de un pago efectuado, privandolo del bien. Solicita el restablecimiento de sus derechos al debido proceso y de retencion. Intervencion pasiva. Procedencia de la... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

Sentencia T-512/05

RETENCION DE BIEN INMUEBLE EN PROCESO DE CONOCIMIENTO-Alcance

CONTRATO DE COMPRAVENTA-Caso en que se declaró resuelto por incumplimiento del vendedor

INCIDENTE DE OPOSICION AL SECUESTRO-Se declaró infundado por el Tribunal

Referencia: expediente T-1002829

Acción de tutela instaurada por Eugenio Pinillos Zuleta contra la Sala Civil del H. Tribunal Superior de Medellín

Magistrado Ponente:

Dr. ALVARO TAFUR GALVIS

Bogotá, D.C., diecinueve (19) de mayo de dos mil cinco (2005).

La Sala Octava de Revisión de la Corte Constitucional, integrada por los magistrados Clara Inés Vargas Hernández, Jaime Araujo Rentería y Alvaro Tafur Galvis, en ejercicio de su competencia constitucional y legal, ha proferido la siguiente

SENTENCIA

en el proceso de revisión de los fallos adoptados por las Salas de Casación Civil y Laboral de la H. Corte Suprema de Justicia, dentro de la acción de tutela instaurada por Eugenio Pinillos Zuleta contra la Sala Civil del H. Tribunal Superior de Medellín.

  1. ANTECEDENTES

El señor Eugenio Pinillos Zuleta, por intermedio de apoderado, reclama la protección del Juez constitucional, porque la Sala Civil del H. Tribunal Superior de Medellín revocó la providencia del Juzgado Trece Civil del Circuito de la misma ciudad que declaraba próspera su oposición al secuestro, del apartamento que retiene en los términos de la sentencia de 11 de julio de 2003, adoptada por el Juzgado Primero Civil del Circuito de Medellín.

  1. Situación fáctica

    -El 11 de julio de 2003, el Juzgado Primero Civil del Circuito de Medellín, en atención a la demanda presentada por el actor el 25 de octubre de 2000 i) declaró resuelto ''por causa del incumplimiento de la obligación de traditar el inmueble (..) el contrato de compraventa que celebró el demandante señor EUGENIO PINILLOS ZULETA, como comprador, con el demandado señor LUIS HERNAN ORTIZ ATUESTA, como vendedor, contrato de que da cuenta la escritura pública No. 2767 del 13 de junio de 1995''; ii) impuso a las partes restituciones mutuas, y iii) reconoció al demandante el derecho de retener el inmueble ''del que es poseedor, hasta tanto el demandado señor ORTIZ ATUESTA le restituya la parte del precio que él le pagó, que se menciona en el literal a) de este aparte''.

    -El 19 de agosto de 2003, la Inspección Primera Civil Municipal Especializada de Medellín, en cumplimiento de la comisión conferida por el Juzgado Trece Civil del Circuito de la misma ciudad, declaró legalmente secuestrados el apartamento 302 y el parqueadero No. 4 del inmueble situado en la carrera 73 No. 28-72 de la misma ciudad, dentro del proceso Ejecutivo promovido por María Beatriz Moreno de Osorio contra Luis Hernán Ortiz Atuesta.

    -El 26 de marzo de 2004, dentro del proceso Ejecutivo en mención, el Juzgado del conocimiento dispuso ''el levantamiento del secuestro que recae sobre el inmueble objeto de la litis'', en consideración a la oposición formulada por el actor. Expuso el fallador:

    ''El despacho por auto del 6 de noviembre de 1998 decretó la medida, nombrando secuestre, diligencia de embargo que se registró el día 12 de noviembre de 1998 y la diligencia de secuestro se llevó a cabo el día 19 de agosto de 2003 (..)

    (..)

    Para el caso que nos ocupa, el incidentista afirma que para la fecha de la diligencia de secuestro, el señor EUGENIO PINILLOS ZULETA, ostentaba la calidad de poseedor del inmueble identificado con las (sic) Matrícula inmobiliaria No. 001-637992 de la oficina de Registro de Instrumentos Públicos de Medellín, zona sur, objeto de la diligencia, razón por la cual, la discusión se circunscribe al hecho de verificar la existencia de la especial calidad de poseedor en que se encuentra la persona que realizó la oposición a la diligencia decretada por el despacho.

    (..)

    Bajo las razones de la sana crítica, este despacho judicial considera que las pruebas aportadas, es decir la Escritura Pública No. 2767, los testimonios, las certificaciones de las Compañías de Arrendamiento (sic), arrojan un amplio grado de convicción al fallador con respecto a los hechos constitutivos de posesión, ya que de los mismos se puede deducir que el incidentista EUGENIO PINILLOS ZULETA, que actualmente la posesión del inmueble con título, cuerpo y ánimo la posesión material ostentada sobre el inmueble desde la entrega material del mismo hecha por el promitente vendedor al opositor al secuestro (sic), indiscutiblemente el animo que debe exteriorizar, probado el opositor cuando ejerce actos como este, los que bien denominados en la Doctrina y la Jurisprudencia como verdaderas manifestaciones de creerse señor y dueño del inmueble trabado en el litigio.''

    -El 26 de mayo de 2004, el fallador de primer grado mantuvo la providencia y concedió el recurso de apelación, fundado en que ''se ha tenido demostrado que el señor PINILLOS ZULETA era poseedor material del bien inmueble ubicado en la carrera 73 No. 28-72 apartamento 302, al momento de efectuarse la diligencia de secuestro''.

    -El 30 de junio de 2004, la Sala Civil del H. Tribunal Superior de Medellín revocó el auto apelado, en su lugar declaró infundada la oposición al secuestro. Señaló la accionada -destaca el texto-:

    ''En estas condiciones, sin hesitación puede concluirse que el comprador ahora opositor jamás se ha comportado como poseedor, pues la POSESION se configura por la violación al deber jurídico de respeto a todos erga omnes impuesto en el art. 95 inc. 3° apt. 1° Constitución Nacional, frente al titular del derecho subjetivo de propiedad y por decisión personal sin la intervención del consentimiento del dueño; y como claramente se observa el opositor empezó a ejercer el mando como propietario asido del contrato de compraventa que celebró, justo título para la adquisición del derecho de propiedad, y en razón del incumplimiento por el vendedor de la obligación de entregar materialmente el inmueble; luego ejecutoriada y en firme la sentencia que declaró resuelto el contrato, el poder de dominio lo ejerce por el reconocimiento del derecho de retención; entonces, no como dueño, sino en lugar y a nombre del dueño y hasta que éste obedezca la orden judicial de reembolsarle la parte pagada del precio; su carácter es, pues, el de mero tenedor (art. 775 Código Civil )''.

  2. Pruebas

    En el expediente obran, en fotocopia, i) entre otras piezas procesales, la sentencia proferida el 11 de julio de 2003 por el Juzgado Primero Civil del Circuito de Medellín, dentro del proceso Ordinario de Eugenio Pinillos Zuleta contra Luis Hernán Ortiz Atuesta, las providencias dictadas el 26 de marzo y el 26 de mayo de 2004, por el Juzgado Trece Civil del Circuito de Medellín, dentro del proceso Ejecutivo promovido por María Beatriz Moreno de Osorio contra Luis Hernán Ortiz Atuesta, para resolver el incidente de levantamiento de secuestro promovido por el señor Eugenio Pinillos Zuleta; y el auto de 30 de junio de 2004, dictado por la Sala Civil del H. Tribunal Superior de Medellín para revocar las decisiones del Juzgado Trece Civil del Circuito, antes relacionadas, y en su lugar declarar infundada la oposición al secuestro; y ii) entre otros documentos, el Folio de Matrícula Inmobiliaria 001-637992, del apartamento 302, ubicado en la carrera 72 número 28-72 de Medellín, impreso por la Oficina correspondiente el 18 de marzo de 2005.

    La Matrícula Inmobiliaria da cuenta de 6 anotaciones, ninguna de estas atinente al derecho de retención reconocido al actor, en tanto aparece ingresado al registro, con fecha 12 de noviembre de 1998, el embargo ejecutivo ordenado por el Juzgado Trece Civil del Circuito de Medellín, dentro del proceso de María Beatriz Moreno contra Luis Hernán Ortiz Atuesta -anotación 3-.

  3. La demanda

    El señor Eugenio Pinillos Zuleta, por intermedio de apoderado, solicita el restablecimiento de sus derechos al debido proceso y de retención, vulnerados por la Sala Civil del H. Tribunal Superior de la misma ciudad, al privarlo del inmueble que retenía, sin que se hubiere satisfecho la obligación que dio origen a la detención legal.

    Destaca el apoderado que el derecho de retener el inmueble reconocido a su poderdante, hasta que le sea restituida la parte del precio entregada por el mismo para hacerse a la propiedad del bien, debe cumplirse, en cuanto es cosa juzgada y por ende amparada ''con presunción de Certeza Judicial''.

    Sostiene que no tiene otra vía para reclamar la protección de su derecho fundamental a hacer respetar la sentencia proferida por el Juez Primero Civil del Circuito de Medellín, frente a todos los asociados, en especial de ''los estamentos mismos del Estado''.

    Aduce no entender los planteamientos de la Sala Civil accionada, atenientes a que debe acudir a la vía judicial, en orden...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS