Sentencia de Tutela nº 163/06 de Corte Constitucional, 3 de Marzo de 2006 - Jurisprudencia

Sentencia de Tutela nº 163/06 de Corte Constitucional, 3 de Marzo de 2006

Este documento está disponible con registro gratuito

REGÍSTRATE GRATIS
RESUMEN

Derecho al debido proceso dentro del tramite de restitucion de inmueble arrendado del accionante contra segundo felix poveda rivera en el que el despacho revoca la decision de rechazar la oposicion presentada y ordenando dar tramite a la oposicion formulada y ordena la retitucion del inmueble al demandado. Solicita se deje sin efecto los numerales segundo y tercero de la parte resolutiva del auto ... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

Sentencia T-163/06

PROCESO CIVIL DE RESTITUCION DE INMUEBLE-Rechazo de plano de oposición presentada por esposa o compañera permanente de quien ha sido vencido en juicio

Esta Sala considera que no constituye un despropósito la apreciación del Juez Penal del Circuito acerca de que es demasiado rotunda la aseveración acerca de que en ningún caso puede presentar oposición a la entrega la esposa o la compañera permanente de una persona que ha sido vencida dentro de un proceso de restitución de inmueble. De la afirmación del Juez Penal del Circuito se deriva que puede haber casos en los que ello no sea así. Esta conclusión no puede tildarse como contraria a derecho. De otra parte, la opositora alegó que ejerce posesión desde hace más de 17 años sobre el inmueble - un tiempo superior al de la vigencia del contrato de arrendamiento - y aportó algunas pruebas sobre su condición. Ello condujo al Juez Penal del Circuito a señalar que se debía haber dado trámite a la oposición. También en este punto la Sala de Revisión considera que la decisión del Juez no desborda su espacio de valoración, dado que la norma señala que es suficiente la presentación de pruebas ''siquiera'' sumarias sobre la posesión alegada.

ACCION DE TUTELA CONTRA PROVIDENCIAS JUDICIALES POR VIA DE HECHO-Defecto sustantivo por orden de restitución de inmueble/RESTITUCION DE BIEN INMUEBLE MIENTRAS SE DECIDIA OPOSICION-Orden constituye vía de hecho por defecto sustantivo por cuanto el demandado nunca se opuso a la entrega

Esta Sala de Revisión concuerda, en principio, con la decisión de la Sala de Casación Civil acerca del punto de la restitución del bien. Sin embargo, la Sala encuentra que la decisión del Juez Penal del Circuito de ordenar que el inmueble también fuera restituido al demandado sí constituye una vía de hecho por defecto sustantivo, en la medida en que desconoce las normas legales. El Juez Penal del Circuito decidió retrotraer la actuación procesal al momento anterior a la decisión de rechazo de la oposición planteada en la diligencia de entrega. De allí que hubiera ordenado la restitución del inmueble. Sin embargo, el juez no atendió que el demandado nunca se opuso a la entrega. De esta manera, el bien no tenía por qué serle restituido al demandado mientras se decidía sobre la oposición planteada por la ciudadana. Con respecto al demandado solamente cabía la orden de entregar el bien al demandante y rechazar de plano una eventual oposición suya, pues el numeral primero del parágrafo primero del artículo 338 dispone que el juez ''rechazará de plano la oposición a la entrega formulada por persona contra quien produzca efectos la sentencia.'' Así, pues, el Juez no podía ordenar que el bien también le fuera restituido al demandado, por cuanto éste nunca se opuso y, además, su oposición no habría podido ser aceptada en ningún momento.

Referencia: expediente T-1234064

Acción de tutela instaurada por Rubén Darío Poveda Rivera contra el Juzgado Penal del Circuito de Moniquirá

Magistrado Ponente:

Dr. MANUEL JOSÉ CEPEDA ESPINOSA

Bogotá D.C., tres (3) de marzo de dos mil seis (2006).

La Sala Tercera de Revisión de la Corte Constitucional, integrada por los Magistrados Manuel José Cepeda Espinosa, Jaime Córdoba Triviño y Rodrigo Escobar Gil, en ejercicio de sus competencias constitucionales y legales, ha proferido la siguiente

SENTENCIA

En el proceso de revisión del fallo de tutela proferido por la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia dentro del proceso de tutela instaurado contra el Juzgado Penal del Circuito de Moniquirá

I. ANTECEDENTES

El ciudadano Rubén Darío Poveda Rivera instauró una acción de tutela contra el Juzgado Penal del Circuito de Moniquirá, bajo la consideración de que esta autoridad judicial violó su derecho al debido proceso y, por lo tanto, incurrió en una vía de hecho al dictar su providencia del día 16 de junio de 2005, dentro del proceso civil de restitución de inmueble instaurado por Rubén Darío Poveda Rivera contra Segundo Félix Poveda Rivera. Los hechos que dieron origen a la acción de tutela son los siguientes:

  1. El señor Rubén Darío Poveda Rivera es propietario de un local comercial en el municipio de Toguí, Boyacá.

  2. El día 1º. de enero de 2001, Rubén Darío Poveda Rivera suscribió un contrato de arrendamiento sobre el inmueble con su hermano Segundo Félix Poveda Rivera, por un período de doce meses. En el contrato se estableció que el canon de arrendamiento sería de doscientos mil pesos ($200.000.oo) y que el arrendatario renunciaba a los requerimientos para constituirlo en mora.

  3. El señor Rubén Darío Poveda Rivera instauró una demanda de restitución de inmueble, por cuanto el arrendatario nunca habría pagado el alquiler acordado. La demanda fue admitida mediante auto del 31 de mayo de 2004.

  4. En su providencia del 23 de septiembre de 2004, el Juzgado Promiscuo Municipal de Toguí declaró la terminación del contrato de arrendamiento y ordenó la restitución del inmueble dentro de un plazo de cinco días En la sentencia se manifiesta que el demandado, ''pese a haberse asesorado debidamente por abogado titulado para la contestación de la demanda, la proposición de excepciones y la práctica de pruebas, no demostró el hecho de haber cancelado los cánones de arrendamiento pactados, ni hizo la consignación correspondiente a la suma total de los mismos, motivo por el cual no ha sido escuchado dentro del presente proceso, con lo cual simplemente se está demostrando plenamente la causal de mora invocada por la parte actora en el libelo de su demanda, debiéndose despachar favorablemente sus pretensiones.''

  5. En vista de que el demandado no restituyó el inmueble, el día 14 de enero de 2005 se realizó la diligencia de lanzamiento. En la diligencia se hizo presente Claudia Lucía Noguera, quien manifestó su oposición a la diligencia en los siguientes términos: ''Yo estoy haciendo la oposición porque hace 17 años yo soy la dueña del negocio, yo soy la que surto, la que paga los servicios, las empleadas que he tenido las he pagado yo...'' También participó su apoderado, quien expresó:

    ''Como representante de la señora Claudia Lucía Noguera, con fundamento en el numeral 2 del parágrafo 1º. del artículo 338 del Código de Procedimiento Civil , que estipula los presupuestos y demás protecciones que se le dan al poseedor de buena fe (...) formulo oposición a la diligencia de lanzamiento (...) en razón a que ésta ejerce posesión sobre dicho inmueble desde hace más de diecisiete años continuos, sin reconocer dominio ajeno y con el ánimo de señora y dueña sobre el inmueble o local, los actos posesorios sobre dicho inmueble consisten en habitación de ésta, su compañero y sus hijos, en las mismas instalaciones que se encuentran en la parte posterior de éste por un tiempo mayor a diecisiete años. Explotarlo económicamente y disponer del mismo instalando un negocio comercial denominado el Star de Ubazá donde se expenden bebidas y comidas, el cual lleva en funcionamiento un tiempo superior a los diecisiete años, de la misma manera adquiere los productos y los expende, ha celebrado contratos en su propio nombre y con tal propósito igualmente se han firmado documentos como propietaria relativos al funcionamiento del negocio. También en ejercicio de tal (...) posesión y durante el tiempo antes mencionado le ha venido haciendo arreglos, reparaciones de pisos, paredes y pinturas, entre otras, con su propio peculio, autodeterminándose y sin pedirle permiso a nadie...''

    El apoderado de la opositora anexó como pruebas tres documentos en los que aparece la opositora como propietaria del local, a saber: un contrato de distribución para expendio de gas propano; un acta de control sanitario de los alimentos ofrecidos en el establecimiento, fechada el 19 de diciembre de 2000; y el acta de una inspección sanitaria realizada en abril del 2002. Igualmente, solicitó que el Juzgado ordenara la recepción de varios testimonios y de un interrogatorio de parte.

    La apoderada de la parte actora solicitó que se rechazara de plano la oposición presentada, ''en la medida en que la opositora es la esposa o compañera del demandado...'' Al respecto anotó

    ''La señora Claudia Noguera Forero, en la diligencia de inspección judicial practicada por su despacho el día diecisiete de agosto de dos mil cuatro, expresamente manifestó al Juzgado que ella es la dueña del negocio, expresando además que ni ella ni su esposo Segundo Félix Poveda Rivera han desconocido a Rubén Darío Poveda Rivera como propietario de la edificación. El hecho de que en esta diligencia la señora Claudia Noguera manifiesta ser la propietaria del Star de Ubazá no le da la posibilidad de la prosperidad de la oposición que presenta, toda vez que el negocio, si es de su propiedad, lo tiene funcionando en el inmueble que le fue entregado por mi representado a su esposo o compañero Segundo Félix Poveda, en calidad de arrendatario o tenedor del mismo. Sumado a lo anterior, dentro del proceso no hubo ningún tipo de oposición y los documentos que la opositora presenta a través de su señor apoderado, el primero sin fecha, el segundo del 16 de abril del 2002, están referidos a controles sanitarios efectuados al negocio Star de Ubazá, por lo tanto solicito nuevamente se RECHACE DE PLANO la oposición presentada a esta diligencia, toda vez que la señora Claudia es la esposa o compañera del demandado o tenedor del inmueble...''

    A lo anterior respondió el apoderado de la opositora con la afirmación de que ella no había firmado el acta de la inspección judicial, hecho que impedía atribuirle tal manifestación. Además, indica que el proceso había sido ajeno a ella, razón por la cual no se...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS