Sentencia de Tutela nº 351/08 de Corte Constitucional, 17 de Abril de 2008 - Jurisprudencia - VLEX 51606863

Sentencia de Tutela nº 351/08 de Corte Constitucional, 17 de Abril de 2008

Este documento está disponible con registro gratuito

REGÍSTRATE GRATIS
RESUMEN

Derecho a la educacion y libre desarrollo de la personalidad de estudiante de la institucion educativa accionada quien fue suspendido por no haberse cortado el cabello. La accionada sostiene que al actor no se le estan vulnerando sus derecho pues no se lha cancelado la matricula y unicamente se le esta exigiendo el cumplimiento de un deber. Doctrina constitucional sobre la prohibicion de incluir... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

12

Expediente T-1.771.261

12

SENTENCIA T-351/08

(Abril 17 de 2008.)

Referencia: expediente T-1.771.261

Accionante: Jonathan Andrés Galvis Jiménez

Accionado: Colegio INEM Manuel Murillo Toro

Fallo de tutela objeto de revisión: sentencia del Juzgado Once Civil Municipal de Ibagué, del veinte (20) de septiembre de 2007

Magistrados de la Sala Quinta de Revisión: Mauricio González Cuervo, Marco Gerardo Monroy Cabra y Nilson Pinilla Pinilla

Magistrado Ponente: Mauricio González Cuervo

I. ANTECEDENTES

  1. Pretensión

    El accionante instauró acción de tutela El día 3 de septiembre de 2007 fue presentada la demanda de acción de tutela. (Ver folios del 11 al 26 del cuaderno #1) para obtener la protección de sus derechos fundamentales a la educación y al libre desarrollo de la personalidad, por cuanto la entidad demandada lo suspendió por no haberse cortado el pelo. Sostiene que a la fecha de presentación de la acción de tutela llevaba 15 días suspendido. Como consecuencia de lo anterior, el accionante pretende que la institución educativa demandada: (i) se abstenga de imponerle sanciones que afecten el derecho a la educación y al libre desarrollo de la personalidad, es decir, le permita continuar con sus labores académicas asistiendo al colegio sin exigirle como condición para ello que se corte el pelo; y (ii) modifique las disposiciones del reglamento académico que vulneran la Constitución Política .

  2. Respuesta de la entidad accionada

    La entidad accionada señala que en ningún momento ha vulnerado el derecho fundamental al joven Jonathan Andrés Galvis Jiménez, toda vez que no se le ha cancelado su matrícula, continúa siendo estudiante del establecimiento educativo y no se le ha negado el derecho a presentar evaluaciones.

    Sostiene que al estudiante se le ha exigido, en varias oportunidades, que ''se presente a la institución educativa con el cabello corto, ordenado, aseado, desbastado'', pero él ha omitido estos llamados de atención. Dado que, según el reglamento académico, ''varias faltas leves se convierten en falta grave'', en algunas ocasiones la institución ha decidido devolver al estudiante a la casa para que ''de común acuerdo con el acudiente cumplan con el compromiso adquirido y con el Manual de Convivencia''.

    Advierte que al estudiante sólo se le está exigiendo que cumpla con los deberes con los que tanto él como su acudiente se comprometieron a cumplir, de forma voluntaria, al momento de matricularse en la institución educativa demandada.

    Por último, sostiene que no es cierto que las disposiciones del Manual de Convivencia sean violatorias de la Constitución Política . Manifiesta que al respecto el Juzgado Tercero Civil Municipal de Ibagué, en el fallo de tutela #2007-08-81 del 2 de agosto del 2007, que resolvió un caso similar, considero, después de haber hecho un estudio detallado de las disposiciones del reglamento estudiantil, que no se evidenciaba que fueran violatorias de la Carta Política o de la ley.

  3. Hechos relevantes y medios de prueba.

    3.1. El accionante es estudiante del grado décimo, en la jornada de la tarde, de la Institución Educativa INEM Manuel Murillo Toro, Ibagué El accionante en el escrito de la acción de tutela manifiesta ser estudiante del grado ''10-11 jornada tarde'' y la entidad accionada en el escrito de contestación acepta que el accionante es estudiante de dicha institución educativa. (Ver folios 11 y 34 del cuaderno #1)..

    3.2. El estudiante al momento de interponer la presente acción de tutela se encontraba suspendido de la institución educativa, desde hacia quince días, por no haberse cortado el pelo, como se lo solicitaron las directivas de la entidad accionada El accionante manifiesta en el escrito de acción que en ese momento llevaba 15 días suspendido de la institución educativa. En el escrito de contestación, la entidad accionada manifestó que en efecto se había visto obligada a devolver al estudiante por hacer caso omiso a los llamados de atención en relación con el corte de su pelo y no desvirtuó la afirmación del accionante en relación a los 15 días de suspensión. (Ver folios 11,12 y 34 del cuaderno #1). .

    3.3. Dentro de las faltas leves que se establecen en el manual de convivencia del colegio INEM Manuel Murillo Toro, Ibagué, se encuentra la de ''usar el cabello largo los varones y/o llevar aretes u otros accesorios que no correspondan al uniforme''.

    3.4. En el acuerdo de compromiso, firmado por el accionante, su padre y el rector, el 15 de septiembre de 2005, se lee en el numeral tercero que ''los varones(...)no deben llevar el cabello largo'' Ver folio 37 del cuaderno # 1..

    3.5. Dentro del expediente se encuentra copia de dos sentencias que resuelven acciones de tutelas Juzgado Octavo Civil Municipal de Ibagué decisión de 11 de marzo de 2007 y Juzgado Tercero Civil Municipal de Ibagué decisión de dos de Agosto de 2007. instauradas por estudiantes del Colegio INEM Manuel Murillo Toro, a quienes se les impidió el acceso a clase por hacer caso omiso a la prohibición de tener el pelo largo, las cuales fueron resueltas en forma desfavorable.

    3.6. También se encuentra en el expediente copia del comunicado suscrito por el rector de la entidad accionada en el que advierte a los estudiantes que incumplan con ''la buena presentación, los estudiantes varones deben llevar el cabello limpio, corto y ordenado y ningún estudiante debe utilizar con el uniforme de la institución; pearcing, gorras, cachuchas, aretes, balacas, etc. (Capitulo IV, numeral 10 de los deberes de los estudiantes. Manual de Convivencia vigente)'', que a partir de la fecha de su suscripción, es decir, 26 de julio de 2007, no podrían ingresar o permanecer en la Institución. Ver folio 41 del cuaderno # 1.

  4. Decisiones objeto de revisión

    4.1. Fallo de Primera Instancia (Juzgado Once Civil Municipal de Ibagué).

    El juez negó el amparo al considerar que la institución educativa no vulneró los derechos fundamentales a la educación y al libre desarrollo de la personalidad del actor.

    Consideró, después de citar jurisprudencia de esta Corporación, que las disposiciones contenidas en el manual de convivencia de la entidad accionada no constituyen ninguna violación a los derechos fundamentales del actor, por lo que exigirle al estudiante un determinado corte de pelo no se está vulnerando su derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad. Una vez estableció que las normas del manual se ajustan a la Constitución y a la ley, señaló que es deber del estudiante y del acudiente cumplir con lo dispuesto por el manual de convivencia de la institución demandada.

    Por último, adujo que la accionada no vulneró el derecho al debido proceso del estudiante, pues la entidad educativa desarrolló un proceso persuasivo dirigido a los estudiantes tendiente a que estos cumplieran con la presentación personal que exige el manual de convivencia.

II. CONSIDERACIONES

La Sala es competente para la revisión del caso, con fundamento en los artículos 86 y 241.9 de la Constitución Política y 33 a 36 del Decreto 2591 de 1991, en cumplimiento del Auto del seis (06) de diciembre de 2007, proferido por la Sala de Selección de Tutelas Número Doce de la Corte Constitucional.

  1. Problema jurídico

    De los antecedentes y pruebas obrantes en el expediente, la Sala de Revisión pasará a estudiar si la entidad accionada, Institución Educativa INEM Manuel Murillo Toro Ibagué, al impedirle al accionante la entrada al plantel educativo por no cortarse el pelo vulnera sus derechos fundamentales a la educación y al libre desarrollo de la personalidad. Por otro lado es preciso analizar si las disposiciones contenidas en el manual de convivencia de la entidad accionada se ajustan a lo dispuesto por la Constitución Política y a la jurisprudencia de esta Corporación.

    Con el fin de abordar este problema jurídico, la Sala reiterará el precedente constitucional sobre: (i) la prohibición de...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS